El tejido empresarial español tiene unas peculiaridades que nos hacen diferentes. El gran desafío de la FP dual española nace de esta estructura empresarial, con una gran proporción de pequeñas y medianas empresas, la gran mayoría de ellas luchando por sobrevivir a una situación de crisis económica.

El principal reto, es conseguir que las pymes encuentren caminos atractivos y eficaces para apostar por la FP dual y poder compaginarlo con su situación financiera. Desde la Fundación Bertelsmann somos muy conscientes de esta situación y por eso apostamos fuertemente por una alianza de empresas que sirva de inspiración y apoyo a las pymes.

Teniendo en cuenta las características y situación económica del país, la participación de la industria española es esencial para el desarrollo de un sistema dual en España

Dr. Dieter Euler, investigador Universität St.Gallen

Cooperación entre empresas

La Alianza para la FP Dual está centrada en la creación de estructuras cooperativas entre grandes empresas, que ya tengan implantado un sistema de aprendizaje dual, y las pequeñas y medianas empresas. De esta forma, las compañías de mayor tamaño actuarán de mentoras para esas empresas interesadas en el proyecto, pero que por sus características financieras encuentran más dificultades. A través de experiencias piloto en diversas comunidades autónomas, queremos conseguir que el modelo de gestión sea replicado poco a poco en el resto de empresas de la geografía española.

Cambio de mentalidad

Uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos es que muchas empresas tengan la tentación de utilizar la FP dual como una fuente de trabajo barato y desatiendan sus obligaciones formativas. Para ello, es indispensable un cambio en la mentalidad del empresario. En países como Alemania, Austria o Suiza, las empresas consideran parte imprescindible de su actividad la formación de futuros trabajadores, y ese es el espejo en el que nos queremos mirar.