Las múltiples ventajas que presenta la formación profesional dual, hace que sea un sistema win-win, en el que todos los agentes sociales implicados ganan y nadie pierde: