El proyecto pionero que están llevando a cabo la Fundación Bertelsmann y el Ayuntamiento de Zaragoza para crear una biblioteca para jóvenes en la ciudad aragonesa va tomando forma y adquiere un nuevo impulso con las últimas decisiones adoptadas por los socios.

El proyecto pionero que están llevando a cabo la Fundación Bertelsmann y el Ayuntamiento de Zaragoza para crear una biblioteca para jóvenes en la ciudad aragonesa va tomando forma y adquiere un nuevo impulso con las últimas decisiones adoptadas por los socios.La especialización de la biblioteca es la novedad conceptual más importante, puesto que esta orientación determinará la oferta de materiales y servicios de la misma. Con el fin de adaptar la propuesta a las necesidades de la población joven de Zaragoza, la biblioteca - un apelativo que desde los inicios de la concepción del proyecto ha planteado dudas acerca de su adecuación a la naturaleza del futuro equipamiento - se destinará a cubrir la demanda de orientación y formación de los usuarios desde el punto de vista de sus perspectivas laborales.

Será, por lo tanto, un centro especializado en ayudar a los jóvenes a diseñar su futuro profesional, teniendo en especial consideración sus aspiraciones y su potencial individual. Tomando como referencia la biblioteca modelo JobKarriere de Bohum (www.job-karriere-bibliothek.de), en Alemania, y contando también con las experiencias de Dresden, Allenstein y Breslau "las tres ciudades en que la Bertelsmann Stiftung de Alemania ha fundado bibliotecas para jóvenes", el nuevo proyecto de la Fundación Bertelsmann prestará su apoyo a los jóvenes para que canalicen de la forma más adecuada y fructífera sus habilidades y conocimientos.

Desde el punto de vista de los recursos y facilidades que el centro será capaz de ofrecer, las perspectivas se han ampliado gracias al cambio de ubicación de la biblioteca acordado por el Ayuntamiento de Zaragoza y la Fundación. La concesión de un espacio más extenso, más relevante y mejor situado dentro del edificio de la Azucarera - sede del proyecto Noroeste del consistorio aragonés - ha supuesto un nuevo impulso para la iniciativa. Este cambio dotará de un mayor potencial a la biblioteca, ya que el acceso a la misma se efectuará a través de la entrada principal de la Azucarera.

En la realización del proyecto arquitectónico reside otra de las recientes novedades. La Fundación Bertelsmann ha logrado que Cristian Schmitz, responsable de los proyectos arquitectónicos de las tres bibliotecas para jóvenes creadas por la Bertelsmann Stiftung - la medien@ge de Dresden, la Planeta 11 de Allenstein y la Mediateka de Breslau - , se haga cargo del diseño interior del centro. Shmitz cooperará, además, con el arquitecto Alfonso Torres, responsable de llevar a cabo el desarrollo arquitectónico del proyecto Noroeste en la Azucarera.

Por otra parte, la Fundación Bertelsmann ha retomado las negociaciones con la empresa de investigaciones sociológicas Metra Seis para encargarle un nuevo anteproyecto del estudio de población destinado a conocer los hábitos e inquietudes de la población joven de Zaragoza, teniendo en cuenta esta vez la nueva orientación de la biblioteca.Descarga prensa en español BPJ Zaragoza.