La Mediateca de Breslau, una biblioteca promovida por la Fundación Bertelsmann Stiftung y construida por el arquitecto alemán Christian Schmitz, ha sido galardonada con el premio "Benefactores de la Cultura Polaca" en la categoría "Creadores de ideas". La distinción, otorgada por el Ministerio de Cultura y Patrimonio Nacional de Polonia, reconoce la labor de difusión cultural de la Mediateca entre los jóvenes polacos al ofrecerles un innovador modelo de acceso a la información en el que se combinan recursos educativos tradicionales, como son los libros, con soportes audiovisuales y nuevas tecnologías, en un espacio que promueve la interacción entre sus visitantes.

España próximamente contará con un espacio de similares características cuando la próxima primavera se inaugure la biblioteca Cubit de Zaragoza, proyecto impulsado por la Fundación Bertelsmann, que ha sido diseñada por el mismo arquitecto que la Mediateca de Breslau. "Cubit recoge también este innovador concepto de biblioteca que persigue que los jóvenes, además de leer, encuentren todos los recursos informativos que necesitan en su vida diaria", apunta Michaela Hertel, directora de la Fundación Bertelsmann.

La biblioteca como gran polo informativo

El modelo de biblioteca aplicado tanto en la Mediateca de Breslau como en Cubit de Zaragoza se dirige a un público entre los 13 y los 25 años. Su diseño es totalmente accesible, alejado de las tradicionales "bibliotecas de silencio y estanterías", según señala su arquitecto Christian Schmitz, y su objetivo principal es convertirse en centros de información para gente joven.

Los más de diez años de trabajo de la Fundación Bertelsmann en el ámbito de las bibliotecas le han permitido configurar una oferta a la medida de los jóvenes. La biblioteca debe cumplir para ellos varias funciones: ser un espacio de transferencia de conocimientos, así como un lugar para la comunicación y el ocio. Es por esto que los recursos con los que cuentan instalaciones como la de Breslau son en un 50% tradicionales -libros- y en un 50% medios audiovisuales y nuevas tecnologías. Asimismo, el catálogo está diseñado en función de la ciudad donde se localice la biblioteca y seleccionado para responder a las inquietudes informativas que puedan tener los jóvenes en campos tan importantes para ellos como la orientación profesional, la cultura y las artes o el entretenimiento.

Además de Cubit, actualmente la Fundación Bertelsmann continúa desarrollando diversas iniciativas en el campo de la biblioteconomía, terreno en el que históricamente se ha volcado la institución en España y en el que hoy es todo un referente del sector. En este ámbito destaca su proyecto eBib de formación para bibliotecarios a través de Internet, en el que han participado ya más de 1.500 profesionales de España e Iberoamérica. Entre los cursos que ofrece eBib destaca uno dedicado precisamente a la gestión de bibliotecas para jóvenes.