La Biblioteca Can Torró fue inaugurada en abril de 1990 gracias a un acuerdo de colaboración entre el ayuntamiento de Alcúdia y la Bertelsmann Stiftung (entidad matriz de la Fundación Bertelsmann), que fue impulsado muy especialmente por los iniciadores de esta entidad, Reinhard y Liz Mohn, que llevaron a cabo así la primera acción de compromiso social de esta organización sin ánimo de lucro en España.

Durante su intervención en el acto, Liz Mohn destacó que "la construcción de la biblioteca de Alcúdia ha aportado nuevos aires al panorama de las bibliotecas: no sólo en las Baleares, sino en toda España", y subrayo que "Can Torró se ha convertido en un centro de comunicación, de intercambio", ya que "las personas de cualquier edad encuentran mucho más que libros: es un establecimiento multimedia, un lugar para el ocio creativo". En la celebración participaron también el alcalde de Alcudia, Miguel Llompart, y el presidente de la Fundació Biblioteca d'Alcúdia "Can Torró", Sebastià Sánchez.

Este centro bibliotecario de titularidad pública nació con el objetivo de ofrecer un espacio de comunicación y cultura al servicio de todos los ciudadanos y visitantes de Alcúdia, una ciudad que en los últimos 20 años ha visto duplicada su población con la llegada de muchos habitantes foráneos. Liz Mohn destacó que, en sus 20 años de historia "el fondo de medios de la biblioteca se ha multiplicado por más de dos y es utilizada por cerca de 48.000 personas".

El empresario y filántropo Reinhard Mohn, fallecido en octubre del año pasado, contribuyó con especial entusiasmo a este proyecto bibliotecario, dentro de su infatigable esfuerzo por promover la lectura como forma de alcanzar una ciudadanía más informada y participativa. Su esposa, Liz Mohn, actual presidenta de la Fundación Bertelsmann, ha presidido el aniversario junto a las autoridades mallorquinas.

Can Torró, instalada en un carismático edificio del siglo XVI restaurado, es una biblioteca modelo que se apoya en la sólida experiencia de desarrollo de un nuevo concepto de centros públicos volcados en el servicio al usuario, como los que la Bertelsmann Stiftung ha desarrollado en Alemania y Polonia, que han merecido varios premios internacionales. También ha trabajado muy especialmente en la difusión de su oferta entre nuevos lectores y en poner en marcha una estrecha cooperación con instituciones cívicas. En este sentido, se ha convertido en un punto de unión e integración de toda la población a través de las iniciativas de ámbito cultural y social que se han llevado a cabo desde sus comienzos.

La Fundació Biblioteca d'Alcúdia "Can Torró", que gestiona el centro, está presidida por Sebastià Sánchez. La Fundación Bertelsmann mantiene un compromiso constante como entidad integrante del patronato de la biblioteca, en el cual la vicepresidencia es ejercida por Michaela Hertel, directora de la Fundación Bertelsmann.