En un momento de grandes desafíos socioeconómicos a nivel mundial, y con la región de América Latina en pleno crecimiento, esta cesión es una muestra más de la relación cada vez más estrecha entre ambos continentes. 

El ICom (www.icomfloripa.org.br) es una fundación comunitaria creada en 2005 en el sur de Brasil, con gran conocimiento en innovación social y que promueve el desarrollo comunitario por medio de la movilización, articulación y apoyo a inversionistas y organizaciones sociales. El ICom se encargará de la dinamización de la Red de fundaciones cívicas o comunitarias. La información y contacto que esta ofrezca estará siempre accesible en portugués y en español.

La Fundación Bertelsmann, que a finales de 2012 coordinaba a un grupo de 12 organizaciones españolas y una portuguesa, inauguró el pasado mes de febrero la Red iberoamericana de fundaciones cívicas o comunitarias y organizaciones análogas (www.fciberoamerica.org). Dicha web internacional, que en la actualidad cuenta con 32 miembros registrados de España, Portugal, México, Brasil y Uruguay, es la que ahora gestionará el instituto brasileño. México aporta no sólo más de 15 fundaciones comunitarias, sino también la organización que las engloba, Comunalia - Alianza de Fundaciones Comunitarias de México. 

Esta nueva gestión, en vigor desde mediados de mayo, permitirá que las organizaciones de la Red profundicen en el intercambio de experiencias con otras fundaciones cívicas o comunitarias y encuentren soluciones a retos comunes, en línea con la tendencia de aportar soluciones locales a problemas globales.

Las fundaciones cívicas o comunitarias son organizaciones que han sido constituidas por ciudadanos de una comunidad geográfica acotada para trabajar en la mejora de la calidad de vida de su entorno más inmediato. Realizan labores fundamentales para la ciudadanía en ámbitos como la educación, la inserción, el emprendimiento, la cultura local o el empleo, por lo que su papel es clave en su zona de influencia.