La Fundación Bertelsmann, institución que trabaja en la mejora de la situación de paro juvenil en España, se ha presentado hoy en Andalucía, comunidad prioritaria dentro de sus planes de acción. La entidad, que recoge el conocimiento de experiencias previas realizadas por su matriz alemana, apuesta por Andalucía, junto con Madrid y Cataluña, abriendo una delegación en Sevilla para llevar a cabo sus proyectos. En el acto, que ha tenido lugar en el restaurante Abades Triana de Sevilla, la Fundación ha dado a conocer los diferentes proyectos centrado en la orientación profesional coordinada, la promoción de la Formación Profesional Dual y el desarrollo de la figura del tutor de empresa.

 Uno de los objetivos de la institución es mejorar la transición educación-empleo. Se trata de una de las fases clave de la vida de cualquier joven y, por ello, la Fundación Bertelsmann considera necesario dotar a los estudiantes de las herramientas suficientes y adecuadas para poder dar el salto al mundo laboral con garantías de éxito. Uno de los puntales del proyecto de la Fundación Bertelsmann es el establecimiento de un sistema de orientación coordinada eficaz que los guíe en la elección de su camino profesional, una decisión fundamental. Para Francisco Belil, vicepresidente de la Fundación Bertelsmann, "no le hemos dado la importancia necesaria a la elección de futuro profesional de los jóvenes cuando, en realidad, deberíamos tratarlo de una forma profesional y estructurada".

En este sentido, la institución ha editado la Guía para la Orientación Profesional Coordinada, una obra que adapta al contexto español las experiencias de éxito llevadas a cabo por los países del centro y el norte de Europa. La publicación, presentada la semana pasada en Madrid, pone las bases para desarrollar un sistema de orientación profesional coordinada y de calidad con el apoyo y la colaboración de agentes educativos, empresas y otras instituciones. Debe ser un sistema que ponga en valor tanto las cualidades, el talento y las competencias de cada alumno como las necesidades futuras del mercado laboral.

Junto a este volumen, en el caso de Andalucía, la Fundación Bertelsmann contará con dos facilitadores, uno en Sevilla y otro en Málaga, que se encargarán de formar en la metodología de orientación a los equipos de los centros educativos. Además, la institución hará un análisis de la situación de partida de cada centro y se elaborará un plan de acción consensuado. Según ha afirmado Francisco Belil, el objetivo de la Fundación Bertelsmann es que "no haya ningún joven en Andalucía que no haya tenido la oportunidad de recibir orientación profesional de calidad".

Dentro del ámbito de la orientación profesional, la Fundación Bertelsmann aportará su conocimiento del mundo empresarial a las escuelas involucradas en el proyecto. El objetivo es que los estudiantes puedan disponer de información sobre el mundo laboral que les espera lo más fiel posible a la realidad.

La sistematización de la orientación profesional vendrá acompañada del trabajo en el ámbito de la empresa. La Fundación Bertelsmann busca concienciar tanto a las grandes como a las pequeñas empresas de los beneficios de la Formación Profesional Dual, de la figura del aprendiz y del desarrollo del tutor de empresa como clave del éxito del modelo. A través de la Alianza para la Formación Profesional Dual, la Fundación Bertelsmann quiere acercar las empresas a los centros educativos ofreciendo plazas de prácticas para los alumnos que apuesten por la Formación Profesional Dual. Tal y como ha recalcado Ignacio de Benito, Senior Project Manager para Andalucía, "es clave lograr un cambio de paradigma que consiga prestigiar la Formación Profesional Dual tanto en el sector empresarial como entre las familias y los jóvenes".