Durante su intervención, Belil analizó el sistema de Formación Profesional, haciendo hincapié en el modelo de éxito alemán, y sus posibilidades en Asturias. Las aportaciones del vicepresidente de la Fundación Bertelsmann servirán de base para un documento centrado en la formación que elaborará un comité de expertos para finales de año.

 Durante la reunión se destacó que la Formación Profesional ha ido perdiendo peso en España, hasta situarse en el 2%. Una cifra casi insignificante si se compara con las de otros países europeos como Alemania, donde supone un 70% de la oferta educativa. Esta diferencia es una de las causas que explican el alto índice de paro juvenil que sufre España.

Para Belil, la orientación profesional debe ser la base del sistema educativo de un país, un elemento imprescindible para detectar el potencial del estudiante y despertar de esta manera su vocación. Analizando las necesidades de la sociedad se puede orientar al estudiante a ramas que les interesen y que, además, casen con las demandas del mercado.