Francisco Belil, vicepresidente de la Fundación Bertelsmann, participó, el pasado 24 de septiembre, en el II encuentro sobre colaboración público-privada en educación organizada por el Grupo Siena moderando la mesa de debate centrada en los casos de éxito de implantación de la FP Dual en el mundo. Durante el encuentro se analizaron las características diferenciales de los sistemas de Francia, Canadá, Finlandia y Dinamarca, cuatro países que han conseguido implantar modelos solventes de FP Dual.

Para Francisco Belil, la FP Dual es la 'medicina' que España necesita para hacer frente al alto índice de desempleo juvenil y a la polarización de los niveles educativos del país. Durante su intervención Belil, hizo hincapié en la necesidad de cambiar la imagen que la sociedad tiene de la FP, aspecto en el que coincidieron los representantes de los cuatro países invitados. En este sentido, la representante de Francia afirmó que, a pesar del buen trabajo que se está haciendo en esta materia, aún se debe luchar para cambiar la imagen degrada de estos estudios, considerados poco prestigiosos por las familias. A pesar de ello, el país galo cuenta con casi medio millón de estudiantes inscritos en este sistema.

En el caso de Finlandia, país que lidera el informe PISA, una de sus fortalezas radica en el valor que su sociedad da a la educación. Según explicó su representante, la buena situación del país nórdico es fruto de una importante reforma educativa que emprendió en los años 70 y que se reforzó con una reforma de la FP en la década de los 90 a raíz de una gran crisis económica.

En respuesta a las preguntas planteadas por Francisco Belil, los cuatro países participantes coincidieron en señalar la flexibilidad como uno de los aspectos básicos para el buen funcionamiento de sus sistemas de FP Dual. Los cuatro ponentes afirmaron que se trata de una característica esencial ya que permite que el sistema se adapte a las necesidades de los estudiantes pero también a las de la sociedad y la comunidad.

Otro de los rasgos comunes señalados por los ponentes es la implicación social pero también gubernamental en la promoción de la FP Dual. En el caso de Francia se destacó la decisión del gobierno de convertirlo en objetivo de estado, mientras que el representante de Canadá señaló el importante papel que juegan las empresas que más tarde serán empleadoras en la confección de los curriculums de los colleges.

Por su parte la portavoz de Dinamarca, país en el que se desarrolla la FP Dual desde 1956, explicó que la implicación de los actores sociales garantiza que la oferta de estudios corresponde a las exigencias del mercado.

Uno de los objetivos de la Fundación Bertelsmann es la creación de una Alianza para la Formación Profesional Dual que permita construir experiencias pilotos en diferentes Comunidades Autónomas para ser replicadas más tarde en otras zonas geográficas españolas.