El acuerdo debe permitir la creación de un espacio de participación y cooperación entre los diferentes agentes que trabajan para la orientación. para compartir una estrategia conjunta que permita mejorar los servicios que ofrecen con una visión de eficiencia, coherencia y calidad para todas las personas, independientemente de su momento personal, académico o profesional. Hoy ha tenido lugar la primera reunión a la cual ha asistido Guillem Salvans, Senior Project Manager de la Fundación Bertelsmann, entidad que se sumará así al proyecto, ya que tiene entre sus objetivos promover una orientación profesional coordinada de calidad.

El Acuerdo se basa en 5 principios:

1. Promover la coordinación y cooperación entre los diversos servicios y recursos promovidos por el Ayuntamiento y establecer estrategias concretas con los otros agentes que operan en la ciudad en materia de orientación.

2. Mejorar el acceso a los servicios y recursos existentes facilitando el acceso a la ciudadanía de todos los recursos que la ciudad pone a su alcance en materia de orientación y hacerlo de forma estructurada y ordenada para mejorar su eficiencia.

3. Situar la ciudadanía en el centro de la orientación, convirtiendo a la persona en la protagonista de la acción orientadora, fomentando el acompañamiento y la orientación a lo largo de la vida.

4. Promover una oferta de servicios y recursos de calidad, consensuando estándares y métodos, así como el establecimiento de protocolos de actuación y derivación claros y compartidos.

5. Potenciar programas para la mejora de las habilidades para la gestión de la vida personal, formativa y profesional; impulsando acciones para completar la acción orientadora, anticipando las necesidades de las personas y sus transiciones en el continuo de su vida profesional y académica.

En este marco, el Ayuntamiento de Barcelona invita a todas las personas y entidades que intervienen en esta materia a sumarse al Acuerdo Barcelona Orientación. Su firma conlleva formar parte de una red que impulsa iniciativas de Orientación sustentadas en los cinco principios básicos del Acuerdo; que comparte experiencias y buenas prácticas; y que participa activamente proponiendo temas y ámbitos de trabajo para la mejora de la capacidad y las acciones orientadoras de la ciudad.