La Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013-2016 se enmarca en el objetivo del Gobierno de impulsar medidas dirigidas a reducir el desempleo juvenil, ya sea mediante la inserción laboral por cuenta ajena o a través del autoempleo y el emprendimiento. La estrategia, que es el resultado de un proceso de diálogo y participación con los interlocutores sociales, responde a las recomendaciones que, en materia de empleo joven, ha realizado la Comisión Europea y se enmarca dentro de Plan Nacional de Reformas puesto en marcha por el Gobierno. Además, está en línea con los objetivos de la "Garantía Juvenil" europea y desarrolla buena parte de las recomendaciones específicas o líneas de actuación que propone el documento.

La Estrategia se instrumenta con una motivación fundamental: reducir la tasa de desempleo juvenil y abordar las causas estructurales que hacen que sea superior a la de la población general. Esta motivación se enmarca en el objetivo estratégico de reducir la tasa general de desempleo. Los objetivos marcados son los siguientes: Contribuir a mejorar la empleabilidad de los jóvenes; aumentar la calidad y la estabilidad del empleo joven; promover la igualdad de oportunidades; y fomentar el espíritu emprendedor.

Todos estos objetivos cuadran perfectamente con el compromiso de la Fundación Bertelsmann por el fomento de la ocupación, apostando por el desarrollo de instrumentos e iniciativas que contribuyan a facilitar el acceso de los jóvenes al mercado laboral. Bajo el lema "Por el empleo juvenil", la Fundación Bertelsmann trabaja en los siguientes proyectos: establecimiento de un sistema de orientación profesional coordinado para mejorar la transición escuela-trabajo; el desarrollo de un sistema de formación profesional dual de calidad; y, el apoyo al desarrollo de tutores de empresa.