La actividad estuvo acompañada de un trabajo previo en las aulas centrado en el análisis de todas las profesiones que confluyen en la grabación de un programa, desde los profesionales que intervienen de una manera visible hasta aquellos que cuya actividad profesional incide direcatmente en el programa y son menos conocidos por el público (realizadores, técnicos de imagen y sonido, maquilladores, decoradores, carpinteros).

Una vez finalizada la actividad, los estudiantes reflexionaron acerca de la visita, seleccionando la ocupación que les parecía más atractiva y señalando las habilidades que se requieren para cada una de ellas. Durante esta sesión, los alumnos también señalaron los valores ocupacionales vinculados a la profesión elegida, su campo ocupacional e identificaron los estudios que se deben seguir para su aprendizaje. Finalmente, analizaron el itinerario educativo y las formas de acceder al lugar de trabajo.

La experiencia del Instituto Mollet se enmarca en el programa de Orientación Profesional Coordinada que se está desarrollando junto a la Fundación Bertelsmann. Con esta iniciativa, la entidad busca impulsar un sistema de orientación profesional de calidad que ponga en valor las cualidades, el talento y las competencias de cada alumno y le ofrezca una visión actualizada de las necesidades concretas del mercado laboral.