Madrid, 29 de octubre de 2015.- El espacio Bertelsmann de Madrid acogió el acto que, además de la presentación de los datos actualizados para España del informe, se centró en un debate sobre ¿Cómo reactivar el mercado laboral español y potenciar el empleo juvenil?.

A pesar de la recuperación económica, existe una importante brecha en cuanto a la justicia social entre el norte y el sur, y entre jóvenes y mayores. En la UE hay aproximadamente 26 millones de niños y jóvenes en riesgo de pobreza o exclusión social, lo que equivale al 27,9 % de los menores de 18 años. Los 5,4 millones de jóvenes que ni trabajan ni estudian tienen muy pocas perspectivas de futuro.

España ocupa el puesto 23 en este índice general y es uno de los países que más ha bajado en los últimos años. Destaca especialmente la desigualdad a la que se enfrentan las nuevas generaciones. La brecha económica entre jóvenes y mayores ha crecido muchísimo durante la crisis: la proporción de niños y adolescentes afectados por la pobreza y la exclusión social ha vuelto a aumentar y alcanza casi el 36 % (puesto 24), tres veces más que entre las personas mayores.

Aunque los datos del mercado laboral han vuelto a mejorar ligeramente, la situación de España sigue siendo dramática en comparación con el resto de la UE: la tasa de empleo es del 56 % (puesto 25), aproximadamente un 8 % más baja que en 2007. Al mismo tiempo, la tasa de desempleo ha aumentado más del doble: del 11,3 al 24,6 % (puesto 27). Los que tienen menos posibilidades de encontrar trabajo son los desempleados de larga duración, las personas poco cualificadas y los jóvenes. El desempleo de larga duración se ha incrementado en más de seis veces desde 2008, y la tasa de desempleo entre los jóvenes es del 53,2 %, la más alta de todos los países de la UE. En cuanto al abandono escolar temprano, pese a haber descendido en los últimos años, se sitúa en el 21,9 % y sigue siendo el más alto de todos los países de la UE. Se observan grandes carencias en la transición de la escuela al mundo laboral y, a la vista de la falta de perspectivas de futuro de muchos jóvenes, las consecuencias sociales y económicas serán enormes.

El informe europeo fue presentado por Jan Arpe, project manager de la Bertelsmann Stiftung, y por Jordi Bacaria, director del CIDOB, que habló sobre el estudio centrándose en los problemas y retos del mercado laboral y el empleo juvenil en España. En palabras del doctor Bacaria: “la conclusión a la que se ha llegado en este informe, es que a pesar de la recuperación económica, la profundidad de la crisis, ha afectado mucho al mercado laboral y a la estructura dual del mercado profesional. Es decir, hay un paro de larga duración y el desempleo juvenil desciende muy poco. Estos son los dos grandes problemas que pueden llevar a la exclusión social y por tanto es de difícil solución pero de prioridad absoluta”.

Con posterioridad tuvo lugar el debate sobre ¿Cómo reactivar el mercado laboral español y potenciar el empleo juvenil?, que fue moderado por Daniel Rodríguez, periodista y director adjunto del Instituto de Comunicación Empresarial y contó con la presencia de Clara Bassols, directora de la Fundación Bertelsmann; Cándido Méndez, secretario general de la Unión General de Trabajadores y Francisco Aranda, vicepresidente de la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE.