Sevilla, 7 de octubre de 2015.- La publicación ¿Cómo hacer proyectos sociales con impacto? es una herramienta dirigida a organizaciones, programas y proyectos que, hasta ahora, han tenido poco o nada en cuenta el concepto del impacto como objeto de orientación o análisis.

El acto, que se llevó a cabo en la sede de la Fundación Valentín Madariaga de Sevilla, consistió en una mesa redonda, moderada por Clara Bassols, directora de la Fundación Bertelsmann, en la participó Carmen García de Andrés, presidenta de la Fundación Tomillo; Esther Lillo, directora de la Fundación Exit en Madrid; Antonio Blanco, director de la Fundación Alimerka; Rafael Olalla, subgerente y director financiero de la Fundación Cudeca; y Juan Luis Muñoz, director gerente de la Asociación de Fundaciones Andaluzas.

Durante el debate, los ponentes coincidieron que el trabajo enfocado a la consecución de impacto y la medicación del mismo es esencial para la supervivencia de las entidades sociales. En este sentido, Antonio Blanco, de la Fundación Alimerka, aseguró que en el tercer sector trabajar con lógica de impacto social permite mantener la confianza de la sociedad y sus públicos. Por su parte, Rafael Olalla, de la Fundación Cudeca, aseguró que, en el proyecto social, la medición del impacto es básica para pedir y justificar con fundamento.

Esther Lillo hizo hincapié en que el impacto social debe suponer la transformación no solo del beneficiario sino de todo su ecosistema, mientras que Carmen García de Andrés aseguró que para la Fundación Tomillo enfocarse hacía el impacto social ha supuesto un cambio hacia la cultura del aprendizaje continuo.

Finalmente, Juan Luis Muñoz Escassi instó a las entidades que ya miden el impacto social a colaborar entre ellas.