Durante el debate se analizó los modelos implantados en el resto de Europa, con especial atención al paradigma anglosajón y al germánico. Òscar Valiente hizo hincapié en el importante papel que juega la empresa en el modelo promulgado por Alemania. Además, destacó que en contraposición al anglosajón, el modelo alemán se fomenta en una regulación estricta con el fin de garantizar la mejor calidad. En este sentido, el profesor subrayó que uno de los retos en la implantación del modelo de FP Dual en Cataluña será superar la tensión entre calidad y cantidad.

Guillem Salvans, Senior Project Manager de la Fundación Bertelsmann, afirmó que desde la entidad se apuesta por un modelo más cercano al llevado a cabo en Alemania en el que la calidad se imponga sobre la cantidad. Para conseguirlo pidió la implicación de las empresas. "Hemos de entender que para las empresas el coste-beneficio es primordial y que solo apostarán por la FP Dual si es rentable", aseguró.

"Necesitamos que se de un cambio cultural dentro de las empresas y que éstas tengan ganas de crear cantera", explicó. Asimismo demandó a las empresas que impliquen a sus estructuras en el aprendizaje y que el debate político se centre en los costes que soporta una empresa para facilitar el aprendizaje, debate con poco desarrollo en Cataluña, además de las opciones ya más discutidas de remuneración del aprendiz.

Durante su participación, el representante de la Fundación Bertelsmann recalcó la necesidad de que las PYMES se involucren ofreciendo plazas de aprendizaje para que el sistema se expanda. Para que esto pase, Salvans consideró fundamental que las grandes compañías se conviertan en "apóstoles" de la FP Dual y expliquen a la pequeña y mediana la empresa las ventajas del sistema.

En referencia al papel de la empresa en el sistema de FP Dual, Narcís Bosch quiso destacar la capacidad de las compañías por aportar mejoras al sistema a través del diálogo constante con el resto de agentes, como son los centros educativos. Para Bosch la empresa "ha de formar, hacer seguimiento y participar en la evaluación. Si alguien forma hemos de aceptar que también evalúe".

Pilar Godinez se situó en la línea del director gerente del Consell General de Cambres de Catalunya y también se mostró partidaria de que la empresa participé de la evaluación al aprendiz. En cuanto al modelo de FP Dual, pidió que se cojan como referencia aquellos aspectos que mejor funcionen de otras experiencias y de esta manera crear un modelo propio para Cataluña.

Por su parte Eloi Cortés reclamó que la FP Dual no se conciba como una respuesta coyuntural a la situación de crisis económica sino como estructural. "Hemos de ser ambiciosos para romper la lógica que la FP Dual es el patito feo del sistema educativo".