La Fundación Bertelsmann ha presentado el manual ¿Cómo hacer proyectos sociales con impacto?, una herramienta dirigida a organizaciones, programas y proyectos que, hasta ahora, han tenido poco o nada en cuenta el concepto del impacto como objeto de orientación o análisis.

El acto, que se ha llevado a cabo en el Espacio Bertelsmann de Madrid, ha consistido en una mesa redonda, moderada por Francisco Belil, vicepresidente de la Fundación Bertelsmann, en la que han participado Andreas Rickert, CEO de Phineo, consultora alemana especializada en proyectos sociales con impacto; Eduardo del Río, responsable de Formación y Estudios de la Asociación Española de Fundaciones; Antonio Blanco, director de la Fundación Alimerka y Javier Olaguibel, responsable del programa Changemaker Alliances de la Fundación Ashoka. Todos los ponentes coincidieron en que las organizaciones no gubernamentales deben perder el miedo a medir el impacto de sus proyectos sociales y que para ello deben prepararse y formarse para ello. La medición de impacto es, según afirmaron los ponentes, un instrumento esencial para demostrar a la sociedad que las entidades sociales están trabajando correctamente

Muchas organizaciones carecen de los conocimientos e instrumentos necesarios para conseguir que sus soluciones tengan un carácter multisectorial y eficiente que reviertan positivamente en la sociedad. Francisco Belil, vicepresidente de la Fundación Bertelsmann, destaca que “la Fundación cree en la iniciativa y creatividad como motor de cambio social beneficioso trabajando en múltiples proyectos sobre el desempleo juvenil. Es una problemática estructural que necesita la coordinación efectiva de empresas, jóvenes, familias, mundo académico, autoridades, y sindicatos por el fomento del empleo”. La Fundación Bertelsmann, con el nuevo proyecto Alianza para la Formación Profesional Dual, busca generar sinergias entre todos estos actores.

El manual ¿Cómo hacer proyectos sociales con impacto? ofrece una introducción al mundo de la orientación hacia el impacto en tres partes: Planificación del impacto, Análisis del impacto y Optimización del impacto. También, explica cómo a base de sencillos pasos, se puede planificar, ejecutar y analizar los proyectos. Para hacerlo, se ofrecen herramientas de uso cotidiano que ayudan a orientar el trabajo hacia la consecución de impactos y a fomentar el intercambio de ideas sobre esta práctica dentro de las organizaciones.