Asosgra
  • ASOSGRA es una de las tres asociaciones de orientadores de Andalucía pertenecientes a Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España (COPOE) y apuesta por la implantación de la metodología de OPC a nivel regional.
  • La OPC promueve un modelo de orientación integrador y de calidad, proponiendo acciones que inciden de forma positiva sobre el abandono escolar y favorecen la empleabilidad de los jóvenes.

Granada, 05 de diciembre de 2016. – La Fundación Bertelsmann presenta el proyecto de Orientación Profesional Coordinada a miembros de Asociación de Orientadores de Secundaria de Granada (ASOSGRA) y profesionales de la educación, en general, el 01 de diciembre de 17:30- 19:00h en el salón de actos del IES Padre Suárez de Granada.

La sesión ha sido impartida por Mónica Martínez, Técnico de OPC de la Fundación Bertelsmann en Andalucía, y ha tenido un carácter informativo e inspirador, tratando de ofrecer una visión amplia sobre el proceso de orientación profesional y proporcionar información y recursos que puedan ser de utilidad para los profesionales del sector educativo, estructurada en los siguientes puntos:

o    Presentación de la Fundación Bertelsmann y el proyecto Orientación Profesional Coordinada

o    Formación a docentes y orientadores/as en OPC para que conozcan la metodología y puedan ponerla en práctica en centros públicos, privados y/o concertados.

o    Mywaypass, como herramienta interactiva para jóvenes de entre 12 a 18 años, que se basa en mecánicas de juego para trabajar de forma atractiva el autoconocimiento de los/as jóvenes para ayudarles en su toma de decisiones en el ámbito profesional y/o vocacional

o    Talleres con familias para favorecer el acompañamiento vocacional y profesional de los hijos/as, y que tienen como base Guía ¿Cómo orientar profesionalmente a tu hijo/a? 

La Orientación Profesional Coordinada que propone la Fundación tiene su fundamento en que una orientación de calidad  que minimizaría los efectos del abandono escolar, ayudando así a mejorar la empleabilidad y la permeabilidad entre el sistema educativo y el mundo empresarial. Su implementación es un proceso complejo en que hay muchos actores involucrados como los centros educativos, las empresas, la familia, los profesores y los propios jóvenes.