Departamento de Educación Aragón

 

  • El Gobierno de Aragón ha autorizado este año 72 proyectos de esta modalidad, que permite a sus alumnos alternar su formación con el trabajo retribuido en una empresa

 

 

Zaragoza, 26 de septiembre de 2017 – El Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón y la Fundación Bertelsmann, impulsora de la Alianza para la Formación Profesional Dual, han realizado, con el patrocinio de la JPMorgan Chase Foundation, el primer curso dirigido a los tutores de empresa de los proyectos de FP Dual autorizados en Aragón. El objetivo principal del curso ha sido profundizar en el conocimiento de la FP Dual para que los tutores tomen conciencia de la importancia de su figura y conozcan las herramientas para la planificación, desarrollo y seguimiento de los proyectos.

Esta iniciativa nace para el desarrollo de una Formación Profesional Dual de calidad, incidiendo en la capacitación de las personas que van a participar, junto a los docentes del centro de formación profesional, en la formación de los jóvenes trabajadores que cursan FP en esta modalidad.

Educación Aragón

En esta primera edición del curso han participado quince tutores de diversas empresas y entidades involucradas en diferentes proyectos de Formación Profesional Dual de nuestra comunidad como SIMPLY, BSH, Media Markt, El Corte Inglés, Leroy Merlin, FINSA, Ronal Ibérica, AMES Tamarite, Hiberus, EFOR, AITIIP o el Cluster de la Automoción de Aragón (CAAR). Tras este curso piloto se realizarán nuevas ediciones hasta completar la formación de los tutores de empresa de los 72 proyectos autorizados por el Departamento de Educación para el curso 2017/2018. A estos proyectos se han adherido 240 empresas ofertando más de 300 plazas.

En la Formación Profesional Dual se alterna la formación en un centro docente con el trabajo retribuido en una empresa con el objetivo final de obtener un título de formación profesional. En los proyectos autorizados en Aragón el alumno suscribe con la empresa un contrato de formación y aprendizaje, a diferencia del modelo aplicado por otras comunidades autónomas, que han optado por las becas. Este contrato tiene una duración mínima de un año. El programa formativo es individualizado para cada alumno y empresa participante en el proyecto.