La biblioteca, concebida en sus orígenes como un espacio sin barreras ni cohibiciones, de acceso libre y democrático a la información y los conocimientos, cumple a día de hoy los objetivos por los que fue creada. Se ha convertido, a lo largo de estos meses, en un centro con informaciones cotidianas, alejado del concepto de «almacén de libros» y situada en un lugar estratégico para los jóvenes. Ha alcanzado un alto grado de penetración en el mercado del grupo objetivo, ya que no se pretendía captar solo al joven de biblioteca clásica sino también a las personas que desestimaban estos espacios por carecer de interés.

Los programas de esta biblioteca para jóvenes, basados fundamentalmente en los fenómenos culturales que más interesan a este colectivo, van desde la formación de los usuarios a través de visitas guiadas, talleres, conferencias o clubes de lectura con dispositivos electrónicos hasta los sorteos de videojuegos o de entradas para conciertos de 3D. Cabe destacar la campaña «Socios mil», que premiará este mes al socio número 5.000 con una tableta digital.

Cubit, con un diseño accesible y acogedor, ofrece un modelo innovador de acceso a la información, combinando los soportes educativos tradicionales (libros) con los audiovisuales y las tecnologías multimedia, como Internet, en un espacio que promueve la comunicación y la interacción entre sus visitantes.

Muestra de su gran despliegue con los jóvenes y de la voluntad de ofrecer un espacio más allá de la lectura -fomentando la comunicación, la transferencia de conocimientos y el ocio-, es la amplia oferta de actividades que se desarrollan en el centro, y su repercusión en las plataformas multimedia: la biblioteca ha realizado más de 20.000 préstamos en un año; ha organizado desde el primer trimestre del año visitas guiadas para centros educativos, en las que han participado más de 400 alumnos; visitas guiadas de asociaciones y otros colectivos (profesionales de las bibliotecas, asociaciones juveniles.), con un gran impacto local, nacional e internacional; actividades de bookcrossing, en las que desde el mes de abril han participado 389 personas; promoción de las actividades y sorteos en la página de Cubit en Facebook, que cuenta con más de 1.120 seguidores; la publicación en diferentes formatos de guías temáticas y monográficas (sobre tecnología, educación, violencia de género) a través de vídeos y catálogos o sesiones de promoción de la biblioteca a través de semanas temáticas y ha contado con la colaboración e implicación del cuerpo de Voluntarios de Zaragoza (en las que han intervenido más de 80 personas).

Asimismo, la biblioteca organiza actividades en colaboración con otras entidades y organismos, entre las que se encuentran el torneo de videojuegos (FIFA 12, Playstation 3), Cubit Game Connection; la exposición de «Héroes del cómic europeo», que organiza el Ministerio de Cultura a partir del día 1 de diciembre; o el stand de Cubit en el Salón del Cómic de Zaragoza del 16 al 18 de diciembre.

La evaluación de los socios de este proyecto, la Fundación, el Ayuntamiento de Zaragoza y Caja Inmaculada, es más que positiva por haber logrado un espacio innovador cuya clave de éxito es y ha sido la marca propia. Asimismo, este centro se ha convertido en foco de interés para otras ciudades también candidatas como Capital Europea de la Cultura 2016.